LIDERAZGO: Características de un mal líder y cómo superarlas

0
1019
LIDERAZGO: Características de un mal líder y cómo superarlas
Imagen destacada obtenida de: http://www.acuarelacr.com

Todos los seres humanos tenemos rasgos de liderazgo. Hay gente que piensa que es líder porque tiene una personalidad demasiado extrovertida y se le da (según ellos) el don de -líder porque es bueno para arrear a la demás gente. Pero lo que no se da cuenta es que la mayoría de la gente los detesta precisamente porque juran que mandan y juran que son líderes, hay una frase de liderazgo que me encanta y es contundente:

Un líder es aquel que logra que los demás hagan lo que él quiere, por convicción propia

Pero existen actitudes, rasgos o aptitudes muy importantes dentro de un liderazgo real, positivo y sólido. Si tu eres líder de un equipo aquí podrás darte cuenta si vas bien o si hay cosas por trabajar y es que eso es lo increíble de la vida, que cada día puedes rectificar el rumbo y lograr cambios importantes. Si no eres líder pero perteneces a una empresa o equipo de trabajo, podrás detectar si tu jefe está haciendo un buen trabajo y si no, envíale discretamente este artículo para que lo lea, estoy seguro que le servirá.

Esto no es más que un compendio de libros y varios artículos que hablan sobre el tema LIDERAZGO que es fundamental. Cuando tienes un buen líder trabajas feliz y cuando eres un buen líder trabajas tranquilo.

Pero la estas regando si tienes alguno de estos comportamientos:

  1. Liderazgo Tóxico

Según una encuesta realizada por ExpokNews el 25% de los trabajadores en México consideran que tienen un jefe tóxico.

Seguramente eres adicto al trabajo y esperas que todos lo sean. No tienes vida personal y crees que por ende, los demás tampoco. Eres el típico que llama a cualquier hora de la noche o en fines de semana o pides que la gente se quede hasta tarde en la oficina, crees que salir tarde es trabajar más y ser más productivo.

También te permites realizar comentarios inapropiados, faltas de respeto, acciones irónicas y calificativos fuera de lugar y lo haces frente a otras personas del equipo. O permites que otros miembros del equipo lo hagan. Repito: ningún liderazgo se puede sostener con acciones de acoso o maltrato hacia los demás.

SOLUCIÓN: Aconseja, guía, inspira entusiasmo, habla en “nosotros”, comparte los éxitos, premia, ocúpate de las personas, reparte equitativamente el trabajo, trabaja en equipo, sé leal, sé sincero, sé claro con tu gente, RESPETA a tu gente, propicia la convivencia sana.

Un jefe Tóxico:

  • No es claro
  • Es incapaz de reconocer tu trabajo.
  • Es injusto.
  • No le interesa el bienestar del empleado.
  • Es inconsistente entre el decir y el hacer.
  • No fomenta el desarrollo del empleado.
  • Es impredecible y genera incertidumbre.

¿Cómo debes lidiar con un jefe así de tóxico?

  • Maneja comunicación asertiva.
  • No lo ignores.
  • Se firme sin ser grosero.
  • Demuestra pleno conocimiento de tu trabajo, área y desempeño.
  • Habla con hechos y con datos no con supuestos.
  • No actúes a la defensiva.
  • Evita establecer algún vínculo emocional con esta persona.
  • Nunca tomes sus actitudes personales.
  • Manten la relación laboral marcando tu línea en un absoluto respeto.
  • Al tóxico se le neutraliza con amabilidad y seguridad. Si no te afecta no le sigue.
  • Establece claramente tus funciones, el siempre buscará desviarlas.

El que no puede ser un buen seguidor, no puede ser un buen líder

  1. No aceptas ideas de los demás

Descalificas y no aceptas las ideas y propuestas de los demás sin analizarlas a conciencia o ponerlas a discusión con todos los miembros del equipo. Ser autoritario y no saber escuchar las aportaciones de los demás puede hacer que tu equipo se desanime, se decepcione de tu liderazgo, se canse y se vaya rápidamente.

SOLUCIÓN:  Recuerda que TODA la gente es valiosa y que de cualquiera puede salir una gran iniciativa o idea para la empresa. A todos los debes hacer participar y lo mejor es hacer lluvia de ideas porque fomenta la desinhibición, sobre todo para los introvertidos, tienes que ayudarlos a tener confianza y lograr que aprendan a soltar sus ideas. Ya estará en tu honestidad el admitir que fue su idea y no ponerte sombreros ajenos.

NO EXISTEN LAS ideas tontas, EXISTEN LOS tontos sin ideas

Reglamento de Lluvia de ideas:

  • Escribe el tema raíz para que todos lo puedan ver.
  • Siempre debe haber un moderador.
  • Solo habla uno a la vez.
  • Decir cualquier idea que te venga a la mente.
  • Toda idea es buena.
  • No censurar ninguna idea.
  • Prohibidas las críticas, burlas o sonidos ofensivos de las ideas que se escuchan.
  • No desviarse del tema.
  • Todos participan.
  • Tomar nota o grabar la sesión.
  • Siempre estimular que continúen disparando ideas.
  • Utilizar las ideas de otros para crear a partir de ellas otras ideas.
  • Se trata de producir cantidad, la cantidad ayuda a controlar la calidad.
  • No importa si son buenas o malas, posibles o imposibles.
  • Se enlistan las ideas, se descartan en equipo, se escoge la idea ganadora y se lleva a cabo.

Si no se casan con la realidad, las ideas tienen poca descendencia

  1. Impones metas irreales

Imponer metas y objetivos imposibles de alcanzar no es ejercer liderazgo. Estoy de acuerdo que tampoco se trata que las metas sean sencillas, pero el establecimiento de objetivos debe ser creado por el equipo de trabajo y basado en un número realista.

SOLUCIÓN: Cada miembro del equipo expresará sus opiniones de acuerdo a su expertisse que está basado en el análisis del mercado, competencia, situación política, económica y social a nivel mundial. Son muchos factores los que intervienen en el establecimiento de una meta o un objetivo, no solamente se trata de exigir que aumenten un porcentaje al azar considerable por arriba del año anterior, eso es muy arriesgado (porque incluso puede ser mucho mayor) una meta inalcanzable es tan mal hecha como una meta que se alcanzó muy fácilmente. La idea es que sea realista, que implique un reto y un esfuerzo importantes para el equipo de trabajo.

Las metas transforman un paseo al azar, en una persecución

Para establecer tus metas:

  • Sé realista, algo viable con lo que tu equipo se pueda comprometer.
  • Escríbela, en papel y ponla en un lugar visible, que todos la vean.
  • Detalla, mientras más especifiques, tendrás más claro lo que quieres lograr.
  • Cuantifica, establece indicadores que te permitan medir tus resultados.
  • Fija un tiempo límite, fija el momento exacto en que se debe cumplir.
  • Diseña un plan, establece mecanismos, recursos y estrategias para lograr la meta.
  • Evalúa los riesgos que puedan presentarse y haz tu plan de contingencias.
  • Planea, la forma en la que puedes corregir si sientes que vas en dirección incorrecta.
  • Premia, cuando llegues a la meta, premia a tu equipo.
  1. Tienes Juntitis

En México la mayoría de las empresas padecen de juntitis, en un artículo de Forbes revelan que los empleados pasan entre 6 y 8 horas a la semana en juntas y que hay semanas en que éstas abarcan hasta el 50% del tiempo laboral, de las cuales un 28% no tienen razón de ser. Imagina eso, 8 horas a la semana es igual a 1 día, quiere decir que 52 días del año (1.7 meses) te la pasas en juntas.

Estar en juntas durante horas es el principal indicador de ineficiencia organizacional.

Desperdicias demasiado tiempo productivo  de tu gente “ejerciendo tu liderazgo” en reuniones maratónicas de trabajo que además de ser poco efectivas son innecesarias. Y luego los regañas porque no realizan su trabajo… -pues, si no me la viviera en juntas lo podría hacer jefe- te podrían perfectamente contestar.

SOLUCIÓN: Existen muchas herramientas de gestión de proyectos muy efectivas en línea que te ayudarán a tener un mejor control y que cada quien en el momento que tenga un momento, le dará seguimiento. También existen grupos de whatsapp para estar todos enterados de algún tema. Ahora, si ya es algo urgente pues una llamada telefónica lo resuelve. Pero no para todo hay que hacer juntas que implican desplazamientos y pérdida de tiempo. Un día por ejercicio haz cuentas de lo que cuesta una junta, te vas a ir de espaldas.

Juntitis

¿Cómo saber si tu empresa padece de juntitis?

  • ¿Tienes 3 o más juntas a la semana?
  • ¿Las juntas duran más de una hora?
  • ¿Se convoca a un gran número de individuos?
  • ¿Los temas y detalles que se tocan son reiterativos?
  • ¿Se cambia de tema constantemente y no hay decisiones claras?
  • ¿Los asistentes se quejan de las juntas?

Si respondiste que si a dos o más preguntas, tus juntas están fuera de control, te sugiero las siguientes soluciones:

  • No se debe hacer juntas para todo, usa las herramientas tecnológicas.
  • La duración de una junta no puede ser mayor  de 30 minutos.
  • Una junta no debe tener más de 3 puntos a tratar.
  • Acota el número de personas.
  • Piensa si es verdaderamente necesaria una minuta.
  • Celulares PROHIBIDOS, se dejan en una canasta en la entrada.
  • Todos tienen el mismo tiempo para hablar.

Después de esta junta tendremos otra junta para planear lo que vamos a tratar en la junta de la tarde

Aquí te comparto las 10 herramientas más populares para gestionar tus proyectos, hay varias que incluso son gratuitas, búscalas.

Softwares de project management

  1. Quieres controlarlo todo

Eres controlador porque simplemente estás convencido de que NADIE es capaz de hacer las cosas tan bien como tú. Eres alguien que no confia en tu equipo de trabajo y transmitir esa desconfianza no genera un ambiente sano. Aquí también se respira mucha inseguridad y definitivamente no eres capaz de admitir los aciertos de nadie. Estas condenado a tener que estar en todo y eso a la larga hará que falle tu departamento o área. Un controlador generalmente contrata gente de menor calidad, pues siempre teme que alguien brille más y le quite la chamba. El controlador solo tiene el “Don” de ser mandón, no es alguien tan brillante. El controlador no ejerce liderazgo, ejerce control.

SOLUCIÓN: Comienza a delegar responsabilidades e información a tu equipo. Transmíteles confianza en su trabajo, eso los comprometerá contigo.

¿Cómo identificas a un controlador?

  • Siempre te critica, nunca esta satisfecho con lo que haces.
  • Se vuelven cercanos a ti y luego crean distancia.
  • Se enoja cuando haces preguntas, no le gusta que lo cuestiones, él siempre tiene la razón.
  • Usa la culpa para manipularte, es un manipulador experto.
  • No tolera las ideas u opiniones de otros, es de mente muy estrecha.
  • Hace reglas sobre tu vida, quieren controlar lo que haces, comes, lees, dices etc.
  • Te hace sentir mal por ser tu mismo, cuando sienten que su poder se escapa porque les dejas de hacer caso, se enojan y te empiezan a culpar y a decir que has cambiado.

Un líder siempre está capacitando a sus sucesores.

  1. Eres Chuletero

De esas personas que se la pasan poniendo la chuleta al empleado prometiéndole  mejores puestos, mejores salarios, permisos, días libres, bonos, promociones, premios, salidas temprano, días de home office y nunca los cumples o los cumples a medias. Una promesa supone un compromiso y le da el derecho de reclamar o molestarse a tu empleado si no la cumples. Eres como Mostachón, con todas tus promesas obtendrás una lealtad muy corta de tu equipo, un liderazgo momentáneo  y lo único que generarás es decepción en tu gente, se va a desmoralizar y tu credibilidad será cero.

SOLUCIÓN: No prometas lo que no puedes cumplir, la gente está ahí porque a) le gusta B) lo necesita c) las dos. No hay necesidad de vender cosas que sabes que no puedes cumplir porque eso es engañar a la gente y tarde o temprano las vas a defraudar. Cumple lo que prometes siempre.

Antes de abrir la boca y comprometerte piensa esto:

  • Sé muy realista.
  • Confírmalo hasta que estés seguro que le quede claro al otro y si puedes por escrito.
  • Mientras más específico sea todo mejor.
  • Bajo presión No hagas promesas, es el peor momento para prometer.
  • No prometas para sacar ventaja y se haga lo que quieres para luego echarte para atrás.
  • Sé honesto, si ves que no se va a poder cumplir dilo y explíca las razones a tiempo.
  • Promete poco, trata de que lo que digas se cumpla, para que tenga valor.
  • Piénsalo dos veces, considera bien todo el panorama y si lo dudas, no te comprometas.

Más vale UN “toma”,

que TRES “Te daré”

  1. Solamente ves lo negativo

Observas y señalas únicamente los errores y equivocaciones de los miembros de tu equipo y nunca aplaudes sus aciertos. Es humano que a tu gente le guste el reconocimiento y más en el trabajo en donde tanto se esfuerzan por sobresalir. Si tu equipo trabaja por miedo a equivocarse porque los errores los haces públicos al igual que el regaño, siempre trabajarán en una zona segura y estarás formando un equipo de trabajo mediocre.

SOLUCIÓN: Tampoco se trata de que hagas un carnaval cada acierto, pero frases como “excelente trabajo, felicidades” logran realmente hacer la diferencia y un motivador importante. Ni se diga si la motivación es en público, ahí la cosa se voltea, tu equipo trabajará en hacer su mejor esfuerzo por salirse de esa zona segura y competirán para lograr ese reconocimiento, ¿quien gana? Tú como líder y la empresa como ente patronal. Tener a un empleado motivado da por resultado un trabajador más productivo, eficaz y eficiente en los recursos, está más que comprobado que el sueldo no es lo más importante para un empleado.

¿Cómo motivar a tu equipo de trabajo?

  • Establece objetivos y metas claros con tu equipo.
  • Escucha sus propuestas.
  • Aclara las expectativas de ambos.
  • Comunícate con tu equipo, es la oportunidad de aprender de ellos y ellos de ti.
  • Valora la calidad de vida de tus empleados, se flexible en sus necesidades personales.
  • Revisa las funciones de tu equipo, si no esta calificado genera inseguridad y si esta sobrecalificado el empleado se aburrirá.
  • Ofrece oportunidades de crecimiento reales.
  • Reconoce su trabajo, muestra gratitud y celebra el éxito.

PRIMER MUNDO: Si el equipo brilla, brilla el líder. TERCER MUNDO: Si el equipo brilla, sobra el líder.

  1. Liderazgo Individualista

Siempre los logros son sólo tuyos y verdaderamente así lo crees. No le das el mérito a nadie, piensas que todo lo que se ha logrado es únicamente gracias a tí.

SOLUCIÓN: Tienes que empezar a ver las acciones y reconocer las ideas y los logros de los demás. Es tu obligación como líder reconocerles su trabajo, esfuerzo y resultados. Tienes que dejar de hablar en y empezar a hablar en NOSOTROS. Eres una persona que vive en una sociedad, en donde TODO lo que te pasa es provocado por una serie de personas que han provocado que sucediera, no todo gracias a tí ni por tu mérito propio.

Características del individualismo, personas:

  • Autosuficientes.
  • Solitarias.
  • Inseguras.
  • Desconfiadas.
  • Melancólicas.
  • Sentimentales.
  • Imaginativas.
  • Negativas.
  • Demasiado críticas.
  • Exigentes con los demás y consigo mismas.
  • Pueden llegar a sentirse superiores a otros aunque al mismo tiempo albergan un cierto grado de envidia y nostalgia.
  • Piensan que son comprendidos y apreciados solamente por ser ellos.
  • Tienen la necesidad constante de ser vistos por los demás como personas únicas y especiales.

Si los objetivos se conciben y logran como equipo, las carreras individuales destacarán por sí mismas.

  1. Tienes consentidos

Es muy incómodo trabajar en un lugar en donde se sabe que un compañero de trabajo recibe un tratamiento especial por encima de los demás. Esto se puede deber a diversas situaciones: 1) Debido a los excelentes resultados que da esa persona, a veces como líder debe ser muy difícil no tener de favorito al más apto de tu equipo. 2) Porque hay mucha química entre tú y tu jefe y se convierte en una gran amistad, eso también es un problema porque no es algo a propósito y es complicado de sobre llevar. 3) Porque hay una relación sentimental con el jefe, aquí si ya no hay ética profesional, esto no está permitido en muchas empresas pues entra en conflicto de interés.

Pero en general esto no debería ser así pues se crean diferencias claras entre los colaboradores y por consiguiente una ruptura del buen ambiente laboral. Pero ojo, tambien tiene sus temas negativos porque gracias a esa confianza, el jefe puede abusar de la carga de trabajo, el favorito del jefe en este caso, quizás no tenga ese horario flexible como el resto porque a él le delegan todo el trabajo.

SOLUCIÓN: Trata a todas las personas de tu equipo de la misma manera, déjale claro a tu amigo, a tu mejor elemento o a tu amante que la responsabilidad es mayor porque todos saben de la cercana relación y que de notarse alguna diferencia te puede afectar a tí de manera profesional. Tu frase debe ser “en la empresa todos somos iguales y afuera seremos lo demás”.

Ahora, tú como colaborador no caigas en ser un calienta sillas que solo actúas cuando se te da una instrucción, porque de esos estamos llenos en México y claro, cuando llega una persona PROACTIVA que pone en evidencia tu holgazanería y la de los demás, es cuando nos acomplejamos y para descalificar al productivo lo empezamos a llamar “lame suelas”, “barbero” y demás. También hay que ser honestos y fríos, mucha gente se gana a pulso esa preferencia del jefe porque de los demás no haces uno.

Los jefes prefieren colaboradores que aporten soluciones y no problemas, con iniciativa, proactividad y sobre todo, que ofrezcan resultados

Cómo ganarse la confianza de tu jefe

  • Piensa que él es el responsable y el encargado de toda el área.
  • Escucha sus problemas, para ganarte su confianza.
  • Comparte el éxito con él, aunque no haya tenido que ver, reconócelo como la cabeza del área.
  • Intenta cumplir sus objetivos, conoce cuáles son y ayúdalo a lograrlos.
  • No seas su amigo, mantén la distancia. Es sólo una relación laboral, lo personal lo arruinará todo.
  1. No eres confiable afuera:

Recuerda que el mundo es un pañuelo, que tus colaboradores hablan, que los rumores, noticias o chismes se corren muy rápido y generarán para tu persona  o tu empresa una percepción negativa que se puede ver reflejada incluso en los resultados. Si llegas a no ser confiable para los clientes, si no eres capaz de proyectar un buen liderazgo tanto al interior de tu empresa como fuera de ella, puedes correr el riesgo de estar frente a una empresa sin clientes y por ende sin ventas.

SOLUCIONES: Cuida mucho tu imagen como líder, tu misión debe ser que tu gente hable bien de ti y que eso permee afuera. Que la gente solo escuche cosas positivas tanto de ti como de tu empresa, eso generará confianza y credibilidad.

LA CONFIANZA SE GANA CON MIL ACTOS Y SE PIERDE CON TAN SOLO UNO

Creo que quedó un artículo bastante completo de cómo debes ser como líder de un equipo de trabajo, como jefe, dueño, papá, director técnico o lo que sea. Aquí te dejé muchas ideas, muchos tips y muchas reflexiones que ojalá te sirvan para mejorar en algún aspecto de tu vida cotidiana como líder.

SaveSave

Artículo anteriorOVERPOSTING: El error de pensar que mucho es mejor
Artículo siguiente¿Cómo desarrollar el ADN de una Marca?
Jorge Arechandieta
Mercadólogo, creativo, asesor comercial y publicitario. Director General de MKTG Marketing Advisors. Asesor comercial para diversas marcas turísticas en el Caribe Mexicano. Miembro fundador de CIMUC (Comisión de Imagen Urbana de Cancún). Participación activa en CITRA (Ciudadanos por la Transparencia) en el CCE (Consejo Coordinador Empresarial del Caribe, Mentor en ENDEAVOR Cancún, Presidente del Consejo Publicitario del Caribe S.C. Chilango de nacimiento y Cancunense por elección.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here